dijous, 7 d’abril de 2016

Cannaba legionis: Los asentamientos civiles tras los campamentos militares.


En principio podemos entender estas cannabae como poblados de chabolas, aunque con el tiempo ganaban una forma más planificada, lo cual nos hace pensar en cierta participación del personal militar. Normalmente tiene forma lineal a lo largo del camino que lleva a alguno de los accesos del campamento, o también alrededor de éste.


Según el diccionario cannaba significa cabaña, pero también almacén, depósito y bodega. Es fácil relacionar el concepto con una estructura ligera, fácil de montar y desmontar dependiendo de la movilidad del campamento militar al que siguiese. Esta itinerancia definirá a su población, la que sigue habitualmente a las tropas facilitándole servicios o productos. Pero también a aquellos que podemos llamar “ocasionales”, que por distintas razones de proximidad o interés se les acercan en un momento dado, entre ellos actores, médicos o comerciantes de esclavos y, más que seguro, espías.

Vindobona
 Los asentamientos civiles crecían rápidamente en torno a todas las bases romanas. Cuando Cesar describe el ataque sorpresa sufrido por uno de sus campamentos de invierno en el año 53 a.C. menciona de pasada la presencia de comerciantes acampados en las afueras de la fortificación. Las pequeñas chozas de piedra que se esparcen al lado de los campamentos romanos del asedio de Masada, en Judea, son muestra de que los mercaderes y los seguidores del campamento permanecieron con el ejército durante el asedio, en el año 74 d.C. pese a las condiciones extremas del desierto. Estos asentamientos temporales eran los cannabae. No sabemos si era allí donde vivían las familias de los soldados, pero parece lógico que así fuese hasta que se levantasen los barracones definitivos cuando los campamentos eran permanentes. Está claro que la gente que seguía al ejército y vivía entorno a sus bases proveía de servicios y artículos diversos a las tropas. Los mercaderes (comerciantes, artesanos, taberneros) podían vender comida o bebida adicional para complementar sus raciones, así que muchos productos eran para hacer más placentera la vida del soldado. La paga que recibían los soldados regularmente era en forma de moneda lo que permitía el intercambio de todo tipo de mercancías o servicios; entre otros, las cannabae proporcionaban entretenimiento, desde música y bares a burdeles: Un veterano de la Legio II Augusta pagó un monumento en honor a una tal Polla Matidia, también conocida como Olimpia, bailarina o artista de variedades en Asciburgium, Germania. Titus Aelius Iustus, músico de la Legio II Aduitrix y experto en el órgano de agua (interesante tema para otro artículo), estaba casado con Aelia Sabina, cantante y también música, considerada incluso mejor que su marido.



También podemos pensar que en estos “poblados provisionales” se establecían los veteranos, tullidos y heridos licenciados que no volvían a su hogar, con ellos sus amantes (focariae) o mujeres con las que tenían relaciones ilegítimas. Hay quien defiende que convivían con ellas dentro y fuera del campamento, también quizás con sus hijos y esclavos.

En algunas bibiografías también les llaman "vicus"

INFORMACIÓN EXTRAÍDA DE





 Et altrii

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada